El masaje relajante está enfocado en el alivio del estrés y tensiones psicológicas y físicas. A través de toques y pases lentos y delicadamente profundos, el masajista invita al paciente a entrar en una atmósfera de tranquilidad. Es un masaje sensitivo, pues trabaja las sensaciones de la piel y músculos que al ser tocados, más el contacto con las cremas y aceites empelados para facilitar la frotación, dan una sensación de paz y relajación.

El objetivo es ofrecer una experiencia agradable, por esto se aplica con poca intensidad, evitando dolores o molestias, a la vez que se trabaja profundizando suavemente para que el paciente tenga una sensación de liberación de la tensión que se quedan “atrapadas” en los músculos.

Este masaje suele ser efectuado en todo el cuerpo, con el propósito de conseguir la integración psico-física. En un ambiente de acogimiento y seguridad, el paciente puede experimentar más intimidad con su cuerpo y una ampliación de su conciencia corporal.

Mas allá de las sensaciones del paciente, este masaje tiene un componente relajante, ya que las maniobras aplicadas, con la intensidad y ritmo mencionados anteriormente, activan el sistema nervioso parasimpático, proporcionando de esta manera respuestas neurovegetativas sedativas.

Tiene efectos en la circulación sanguínea y linfática, activando estos sistemas y colaborando en la eliminación de toxicas y mejor nutrición de los tejidos.

Terapia de masaje relajante:

Duración: 45 min. ó 1 hora.

Bonos de 5 terapias, 10% de dto. De 10 terapias, 20% de dto.

Pedir cita previa al 93 330 98 20.

Horario: De 10:00 a 13:30 y de 16:00 a 21:00 horas.