El Sistema Linfático, es un sistema circulatorio que contribuye a mantener la homeóstasis de los tejidos orgánicos, regula el fluido intersticial  al drenar y transportar macromoléculas tales como proteínas, ácidos grasos y líquidos que por sus características no pueden ser devueltas a la circulación sanguínea, para ser conducidas y eliminadas. Otra función en la que participa, es la del sistema inmunitario de defensa, en todo aquello que concierne al tejido linfoide u órganos linfoides en la producción de células y anticuerpos para la defensa del organismo.

Es un sistema abierto que lleva los elementos que no entraron en el sistema circulatorio venoso, y corre paralelo a las venas, siguiendo el mismo sentido. No tiene un sistema de bombeo como el corazón en el sistema circulatorio sanguíneo, por lo tanto depende de las contracciones de los músculos, así como de el flujo de las arterias vecinas, y movimientos respiratorios. El ritmo de la linfa es mucho más lento.

Componentes principales: 

1- canales pré-linfáticos

2- capilares linfáticos

3- vasos linfáticos

     a)      Pre-colectores

     b)      colectores

     c)      troncos

     d)      conductos

4- angión linfático

5- ganglios linfáticos

 El Drenaje Linfático Manual es una técnica en la cual el terapeuta estimula la circulación de la linfa; para esto reproduce la dinámica del propio sistema, es decir, trabaja en la dirección de los flujos, respetando el ritmo lento de la linfa, aplicando suaves bombeos. Está indicada cuando este sistema esta sobrecargado o cuando hay, además, un fallo que puede ser ocasionado por diversos motivos. Su objetivo principal es incidir sobre los tejidos edematizados, donde hay un acumulo de liquido intersticial.

 Hay algunos cuadros de salud que presentan edemas que no son tratables por el DLM, por ejemplo insuficiencia cardiaca, infección, alergias. El algunas circunstancias, como personas con problemas de varices, hay que consultar un médico para dar la autorización.

Drenaje Linfático Manual, efectos: 

Drenante: El proceso de “desaguar” los tejidos de los líquidos intersticiales, y conducir la linfa a su destino.

Sedante: Los estímulos cutáneos suaves lentos y monótonos de esta técnica actúan sobre el Sistema Nervioso Autónomo, en su función parasimpática, desencadenando un estado de sedación y relajación. 

Defensa: Drenar la linfa y estimular los ganglios linfáticos (órganos importantes en el sistema de defensa de cuerpo) mejora el funcionamiento del sistema inmunológico.

Terapia de Drenaje Linfático Manual:

Duración: 1 hora.

Bonos de 5 terapias, 10% de dto. De 10 terapias, 20% de dto.

Pedir cita previa al 93 330 98 20.

Horario: De 10:00 a 13:30 y de 16:00 a 21:00 horas.